Bollería

Un croissant recién horneado, un cachito de jamón o un crujiente pastelito de ricotta. ¡Todos a la medida de su antojo!